sábado, enero 13, 2007

13-E: Yo quería manifestarme contra ETA

El lema cambió, pero el PP no apareció por allí. Y los manifestantes no se lo perdonaron
Zapatero habrá dormido hoy tranquilo. La manifestación convocada para reivindicar la paz y reiterar el rechazo a ETA se convirtió en un clamor popular en apoyo al presidente del Gobierno y en un reproche a la derecha por boicotear la unidad contra el terrorismo. A pesar del fracaso del proceso para alcanzar el fin de la violencia, la izquierda ha vuelto a llenar las calles, después de tres años copados por las protestas de la derecha. "Zapatero, no estás solo" fue el lema más coreado por los manifestantes, compitiendo en protagonismo con "Contra el terrorismo, unidad" y "Dónde está, no se ve, al PP ni a la AVT". En fin, las pancartas dejaban claro cuál fue el motivo de la manifestación: por la paz, contra el terrorismo... (y además) con Zapatero, por la unidad.

PAZ. Una marea de pancartas blancas con la palabra PAZ llenó el Paseo Recoletos y la calle Alcalá de Madrid. La gente se entusiasmaba con los lemas contra el PP y a favor de Zapatero. Aunque también se escucharon condenas al terrorismo de ETA

La palabra PAZ fue inundando Colón hacia las seis de la tarde. Las pancartas que iban llegando anticipaban que ésta no iba a ser una manifestación sólo contra el terrorismo. Del mismo modo que las recurrentes concentraciones de la AVT tiraban sus dardos a la diana del Gobierno, la manifestación del 13-E fue un acto de indignación de la izquierda contra la derecha. Habría sido deseable escuchar más cánticos contra el terrorismo y no ser mirado como un bicho raro cuando soltabas un "No a ETA". Era el momento de recordarle a ETA que no vamos a permitir que se salgan con la suya, no de ahondar más todavía la brecha que no conduce a ninguna parte. Sólo conduce al panorama de división que están buscando constantemente desde el PP. Aún así, los etarras también se llevaron un rechazo unánime de los manifestantes; este fue el momento más emocionante:

"ETA, ESCUCHA, ASÍ ES COMO SE LUCHA"



Si algo quedó claro en la manifestación fue que Zapatero no está sólo. Más de 170.000 personas dieron su bendición al presidente para que gestione como crea necesario el periodo que se abre tras la ruptura de la tregua. Los decibelios subían notablemente cuando se escuchaba el siguiente lema:

"HAY MÁS GENTE, CON EL PRESIDENTE"



Gallardón y Esperanza Aguirre fueron los políticos más recordados en el recorrido. Su ausencia, igual que la del resto de sus compañeros populares, no se entendía. Su estrategia política de división y de ruptura de los consensos básicos de nuestra democracia despertaban la indignación de los asistentes. Realmente, el PP no tenía ningún motivo justificable para no acudir a la concentración, tal y como se ha hecho siempre.

Quizá, la derecha no quiso participar en previsión de que la manifestación se iba a convertir en un plebiscito a favor de la política antiterrorista desarrollada por Zapatero. Pero, ¿se pararon a pensar por un momento en que si hubieran estado presentes nadie habría podido criticar su actitud? El gran reproche al PP fue su falta de lealtad, sus ansias de boicotear todo lo que huela a posible victoria de los socialistas. ¿No habría sido más inteligente por su parte (y, sobre todo, más responsable) haber acudido para desactivar las críticas a su espíritu destructivo y aprovechar el fracaso del proceso en beneficio suyo?

El 13-E volvimos a darle a ETA otra imagen de una España dividida, de una sociedad débil que no está en disposición de exigir a los terroristas que terminen con su locura inútil. ¡Qué lastima!

4 comentarios:

Maldita_Rebeca dijo...

Es una pena que fuera una manifestación de rojos... aunque yo sea una de ellos (roja,amarilla, verde o azul como quieras llamarme)pero ojalá hubieran venido los obispos y el PP.. ojalá hubiesemos ido todos

MiguelNR dijo...

Hay una gran candidad de militantes del PP que querían ir, pero no fueron por lealtad a su partido.

Rajoy debería recordar las "mayorías silenciosas" de Aznar.

Aznar no siempre decía tonterías, aunque eso es a lo que nos tiene acostumbrado.

P. Torregrosa dijo...

La lealtad a un partido es, probablemente, una de los mayores problemas a los que nos enfrentamos hoy en día.
Mantener ideas propias y lógicas se ha convertido en auténticas utopías.
Lo siento: ni de unos ni de otros. La lucha contra el terrorismo debe abordarse de manera conjunta, sí ó sí. Y si no hacen todos los partidos todo lo posible porque sea así, seguiremos sin llegar a nada convincente para la mayoría de la sociedad.

Isidro Rodriguez Gomato dijo...

Invito a Vds. a que visiten mi 2º BLOG,su dirección es: gomato.blogspot.com
Gracias.-