viernes, agosto 11, 2006

No hay derecho...


(Gracias a djarcher por esta recopilación de fotos de la tragedia medioambiental)

No hay derecho a lo que está ocurriendo en los bosques de Galicia. No hay derecho a que una banda de desalmados destruya en unas pocas horas lo que la naturaleza ha tardado siglos en crear. No hay derecho a que los intereses personales o económicos que parecen estar detrás de la oleada de incendios que asola el monte gallego primen sobre el interés común por preservar nuestro entorno. No hay derecho a que desaparezcan los bosques y montes que dan sustento a una sociedad tradicionalmente rural. No hay derecho a que, una semana después, continúe habiendo un centenar de focos activos en tierras gallegas.

No hay derecho a que los ciudadanos se vean obligados a actuar de bomberos porque las autoridades no hayan sido capaces de desplegar los medios suficientes. No hay derecho a que el Gobierno y la Xunta llegaran tarde y contribuyeran con su inicial relajación a que las llamas se extendieran por toda la comunidad. No hay derecho a que los dirigentes se acerquen a la zona para hacerse una foto que les puede proporcionar réditos políticos. No hay derecho a que la oposición exija responsabilidades al Gobierno cuando ellos tampoco supieron actuar en su momento y nunca pidieron perdón por ello.

No hay derecho a que las fuerzas policiales y judiciales hagan gala de su conocida incompetencia y permitan que los autores de tal desastre continúen sueltos prendiendo el monte. No hay derecho a que los pirómanos, sean éstos especuladores, resentidos o simplemente locos, practiquen impunemente su terrorismo medioambiental.

No hay derecho a que todos los veranos arda España sin que nadie ponga remedios para evitarlo. Nada de lo que está pasando tiene sentido.

Firmado: uno más de los 40 millones de españoles indignados.

2 comentarios:

Johnnymago dijo...

Soy un indignado más. No hay derecho. Los cielos están grises, cubiertos de ceniza. Sabes que no me gustan los políticos, por lo que no espero nada de ellos. Me enorgullezco de llevar sangre gallega. Son geste hospitalaria y están siendo ellos los verdaderos bomberos y apagafuegos. Estoy completamente de acuerdo. Es terrorismo mediambiental. Apliquemos las mismas penas a estos hijos de puta. Que les quemen sus casa y que se pudran en la cárcel. Te espero en Dublín con los brazos abiertos. Enhorabuena por el post

sergio m. mahugo dijo...

Cierto, no hay derecho.

No hay derecho a que padeciendo como padecemos todos los veranos la lacra medioambiental, económica (para casi todos) y hasta social, de los incendios forestales, no seamos el país europeo que más recursos haya destinado a la prevención, ni más y mejor se haya dotado de medidas para luchar contra el fuego.

Otro indignado más.