martes, marzo 21, 2006

Así no...



En todas las protestas ciudadanas siempre aparece algún grupúsculo que se dedica a realizar actos vandálicos. Su actitud desluce las intenciones del resto de ciudadanos que se manifiestan pacifícamente para conseguir un objetivo justo. También ha ocurrido en Francia, con las protestas contra el contrato de primer empleo que pretende instaurar el primer ministro Villepin, como muestra este video. Sin embargo, no hay que generalizar. Hacen mucho ruido, pero sólo son unos pocos.

2 comentarios:

carmen m. lopez dijo...

mario tienes toda la razon, me parece que esos actos vandalicos deslegitiman el derecho a la manifestacion y la propia revindicacion. hay que protestar contra las injusticias, pero siempre con la razón.

Jose M. Sánchez "Daze" dijo...

Pero, ¿qué ocurre con todo esos energúmenos? Que generalizan y extienden toda su maldad por encima de todo. La semana pasada con lo de los destrozos de los violentos en el Macrobotellón escuchaba hablar a gente mayçor que decía "es que los jóvenes ya no saben divertirse". El problema es que nos pensamos que todos somos iguales y, en ralidad, los violentos son solo unos pocos.