miércoles, junio 07, 2006

Rajoy se apunta al juego sucio

Después del ridículo en el Debate sobre el Estado de la Nación y la presión del ala dura del PP, Rajoy se lanza a la radicalidad para seguir teniendo presencia en el partidoMariano Rajoy se ha dejado llevar, definitivamente, por el ala dura del Partido Popular. Acebes ha impuesto su estrategia de oposición carroñera, con lo que el PP se adentra, esta vez sin disimulos, por la senda de la radicalidad. El principal partido de la oposición, con vocación de alternativa de gobierno, ha decidido jugar sucio con un tema en el que la unión de todas las fuerzas políticas democráticas es fundamental. Con esta actitud de ruptura vuelve a quedar claro que lo que importa en el PP es el desgaste de Zapatero, dejando en un segundo plano la resolución del problema del terrorismo.

Su propuesta para luchar contra ETA se basa en el inmovilismo, en la confianza en que la fuerzas policial y judicial son el único medio válido para que los etarras depongan las armas. Niegan cualquier posibilidad de diálogo y han utilizado el anuncio de la apertura de contactos entre el PSE y el partido ilegalizado Batasuna como la excusa perfecta para erosionar al Gobierno. Rajoy ha acudido al Congreso para dar nuevas muestras de la intransigencia de la derecha, saliendo al atril con un tono que chirría con su carácter conciliador,... aunque del Rajoy de antes ya no queda nada, ¿dónde quedó aquella persona serena con la que se anunciaba un cambio de aires en el ala derecha del hemiciclo? ¿Por qué ha asumido la misma cara de pocos amigos de la que hace gala Acebes? ¿De verdad siguen intentando conquistar el centro?

El juego que está desplegando el Partido Popular es extremadamente peligroso. La imagen que está dando la democracia española ante los terroristas es vergonzosa; las zancadillas del PP no ayudan en nada a que ETA asuma la actitud que todos deseamos. El Gobierno tiene la obligación de explorar el camino para encontrar una solución al conflicto entre ETA y el Estado, y la oposición debe actuar como un apoyo a la política antiterrorista, nunca como un obstáculo. Utilizar este asunto para conseguir réditos electorales es, sencillamente, vergonzoso. Pensemos por un momento en la posibilidad de que ETA vuelva a las andadas: inevitablemente, aquellos que se mueven en la órbita de la derecha sacarán tajada de la desgracia colectiva. Y eso es inmoral, se mire por donde se mire.

5 comentarios:

Ismael dijo...

De Bono sobre Rajoy en su entrevista con Jesús Quintero.

«También tuvo palabras para Rajoy a quien ve "a disgusto y se le nota". Según Bono, Rajoy no se siente cómodo con el poder ya que no tiene el talante de personas como Zaplana o Rato, a los que sí les gusta, dijo.»

elplural.com - Periódico digital progresista

MiguelNR dijo...

Como ya comenté en otro blog, esto es una liberación para Zapatero, porque el PP no solo no aportaba nada sino que además lo único que hacía era molestar.

Anónimo dijo...

¿Qué rasgos separa a un artículo propiamente periodístico y de opinión a la propaganda roja en que se acaban convirtiendo sus escritos, Mario?

Mario Toledo dijo...

Anónimo, cada uno tiene su opinión, y la mía es esta. No es propaganda, simplemente es una interpretación de la actitud que está manteniendo la oposición, y eso no está reñido con el periodismo, siempre y cuando me base en datos reales. Así que te animo a que encuentres alguna mentira en el artículo y te invito a que expreses tu opinión sobre el tema, pero con argumentos.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Your site is on top of my favourites - Great work I like it.
»