jueves, junio 29, 2006

Tiempo de incógnitas

Zapatero ha apurado el mes de junio para hacer la declaración oficial del inicio de negociaciones con la banda terrorista ETA. No lo ha hecho ante el Congreso, como había prometido, sino ante los medios de comunicación, en un intento por evitar el rechazo que, obviamente, se iba a encontrar desde los escaños de la derecha. Un rechazo que podría empañar el proceso antes de comenzar. Su discurso no ha contenido sorpresas, refleja las mismas ideas que ha venido defendiendo el Gobierno desde que en 2005 pidió el apoyo del hemiciclo a su proyecto para acabar con el terrorismo de ETA mediante la vía del diálogo.

Lo más destacable de su anuncio es algo que ya sabíamos: el Gobierno hablará con ETA de la disolución de la banda y, por tanto, de las condiciones en que se llevará a cabo el desarme y el futuro de los presos; las negociaciones políticas quedarán reservadas para los representantes de la voluntad popular, esto es, los partidos políticos que configuran el Parlamento vasco. Aquí surge la primera duda. Ante la cercanía de las elecciones municipales del próximo año, la pregunta que queda en el aire es: ¿también Batasuna pasará a formar parte de ese parlamento desde el año que viene? Ahí está el meollo de la cuestión.

Por los pasos dados hasta ahora por el Gobierno y los partidos vascos, fundamentalmente el PSE, todo hace indicar que durante este verano habrá varias reuniones con Batasuna que finalizarían con su legalización. O, dicho con el lenguaje gubernamental, hacer que Batasuna entre en la legalidad. Es decir, que no se legalizaría al brazo político de ETA gratuitamente, sino que su vuelta a la política estaría condicionada a los parámetros que exige la legalidad, que, según la declaración de Zapatero, seguirá siendo la Ley de Partidos.

El rechazo del PP y de una gran parte de la sociedad a la negociación reside en este punto. No aceptan que Batasuna participe en el proceso hasta que ETA no haya desaparecido definitivamente, teniendo en cuenta que los abertzales siguen sin condenar la violencia etarra y defienden la lucha armada como un medio legítimo para conseguir sus objetivos. De hecho, el miembro batasuno Pernando Barrena no se ha desmarcado de ETA en sus últimas apariciones públicas, la última de ellas en una entrevista con Gabilondo. "Así no se puede hablar", dice el PP. "Hablaremos con ellos para que abandonen esa actitud", contesta el PSOE. En realidad ambas posiciones son legítimas, sólo varía un matiz: la primera se basa en la inactividad política y la segunda parte de la idea de que para cambiar las cosas hay que intentarlo.

Dos cosas llaman la atención de la comparecencia presidencial: la promesa de que "la democracia no va a pagar ningún precio político por la paz" y la garantía de que el Gobierno "respetará las decisiones de los ciudadanos vascos que adopten libremente", eso sí, siguiendo "los procedimientos legales y los métodos democráticos". Con la negación del precio político se pretende dejar claro que el Estado no va a aceptar el chantaje al que viene sometiéndonos ETA desde hace cuarenta años. Esperemos que así sea, porque lo contrario sería una humillación, no sólo a las víctimas, también al conjunto de la sociedad.

Sobre la segunda de las claves, hay quien ha interpretado que el presidente está concediendo la posibilidad de brindar el derecho de autodeterminación que tanto propugna Batasuna. Sin embargo, es altamente improbable que se conceda tal derecho; más bien puede estar refiriéndose a que, en las próximas elecciones, los ciudadanos tendrán la posibilidad de votar por la izquierda abertzale, actualmente sin representación tras la ilegalización de Batasuna. Pero para ello es imprescindible que los abertzales se constituyan en una formación legal que se desvincule expresamente de la violencia.

Se avecina un verano cargado de acontecimientos, de avances y de retrocesos, que posiblemente culmine en la legalización de otra Batasuna. Ahora todo son incógnitas. Por eso, desde el Gobierno deben andar con paso firme para evitar caer en las trampas que, seguramente, pondrán los etarras y su entorno en el camino hacia la paz. No olvidemos que enfrente tendremos a una banda terrorista y que contra sus pistolas nuestra mejor arma es el Estado de Derecho. Debe quedarles bien claro que si no aceptan la ley, la ley no les aceptará a ellos.

6 comentarios:

MiguelNR dijo...

Aquí lo dificil va a ser lo siguiente, y ya lo he dicho alguna vez:

A Zapatero le interesa que Otegui pueda seguir siendo respetado por sus corrientes más radicales, porque ni al Gobierno ni a España le interesa que ETA-Batasuna se dividan, entre quienes defienden una via más política y quienes siguen apostando por la vía armada.

Batasuna representa a la ETA-Política, están más engranados en la vida diaria de Plenos y comunicados políticos.

La ETA-Militar son soldados, solo saben amartillar fusiles y preparar bombas lapa, y esos son los que deben seguir confiando en Otegui.

Zapatero tiene un circulo dificil de cuadrar: el PP y la AVT le van a pedir que Otegui prácticamente escenifique una rendición en público, pero si Otegui afirma rendirse en público, la ETA-Militar corre el riesgo de escindirse de la ETA y crear una "ETA auténtica", tal y como paso con el IRA, y proseguir con los asesinatos.

El Gobierno tiene un dificil equilibrio que gestionar: recordar a las victimas, dejar claro que quien gana es el Estado de Derecho porque es quien prevalece, y lograr que ETA permanezca unida, para que sea toda ETA la que se disuelve oficialmente; todos los militantes de base de ETA, así como sus simpatizantes, deben asumir la orden de disolución de ETA desde su cúpula, y para ello, la cúpula de ETA debe mantener la "autoritas", la autoridad moral, ante todas sus bases sociológicas.

Si la cosa sale bien, ETA se disolverá para siempre, pero las víctimas no deberían esperar más que algun acto oficial de recuerdo, y quizás una Estatua en una calle de Madrid... no lo se.

Solo una cuestión más: según la jurisprudencia existente, ninguna lista ni ningún partido puede presentarse o registrarse en el registro oficial de partidos políticos del Ministerio del Interior si en esas listas o representantes del partido hay personas encausadas o pertenecientes a listas ilegalizadas anteriores por asociación con banda armada o partidos asociados al terrorismo, según la Ley de partidos.

Eso incluye a Otegui, por lo que Otegui debería ceder en esto, convertirse en un ex-Presidente o lider moral, pero presentar caras nuevas de la izquierda abertzale, gente joven con un expediente policial limpio y que nunca haya participado en ninguna lista ilegalizada.

Creo recordar que el Tribunal Supremo salvó 4 listas en su momento; en esas 4 listas había nombres.

¿Hay salida a esta situación?, sí, la hay, pero se necesita cintura, equilibrio, cesiones, sentido común, perspectiva histórica y altura de miras.

Anónimo dijo...

Primero, antes que nada, quiero pedir disculpas por no identificarme, no sabría como obtener la identidad para publicar en tu blog con el nombre de un usuario. Me llamo Felipe y vivo en Andoain, ducho sea de paso si me facilitais como identificarme lo haré gustosamente. Mario, me parece una vergüenza que un grupo terrorista pueda mover mediante presiones al Gobierno de un país. Dice Zapatero en su discurso que las conversaciones con ETA se harán desde el más estricto respeto hacia las víctimas, créeme, aquellos que hemos vivido en nuestras propias carnes la ira de un grupo de energúmenos cuyo afán es matar por conseguir metas personales no se merece sentarse en una mesa. Los animales no aprendieron a sentarse a comer, ahora no será una excepción. Zapatero ha perdido el respeto alas victimas desde el primer momento n el que cede ante las presiones. Ojalá no se tenga que arrepentir. Quizás nuestro Presidente pase a la historia como el que acabó con ETA, quizás, y estaría muy feliz de ello, pero no se puede hacer a cualquier precio. Somos muchos los que vivimos amenazados, asustados de salir a la calle, recibiendo presiones y lo único que se le ocurre a este buen hombre es justificar el uso de las armas como medio para cosneguir tus imposiciones. Quizás mi opinión sea subjetiva y aprtidista, pero es que el corazón así me lo reclama. Enhorabuena por este espacio de comunicación, es realmente bueno. Gora Euskadi!

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Your are Nice. And so is your site! Maybe you need some more pictures. Will return in the near future.
»

Anónimo dijo...

Your website has a useful information for beginners like me.
»